scar Garca: “Le pongo un notable a nuestra temporada en Reims”

Óscar García Junyent (Sabadell, 1973) afronta hoy la última jornada de la Ligue 1 (Vs. Niza) con su Stade de Reims ya salvado. En esta entrevista nos resume su gran temporada.

Pregunta. El objetivo era la permanencia, y se ha conseguido con tres jornadas de antelación. ¿Qué nota le pone a la temporada?

Respuesta. No sé si soy muy objetivo, pero yo le pondría un notable. Hemos tenido bastantes problemas a nivel de lesiones, jugadores clave que se lesionaron en pretemporada para todo el curso y a eso hay que unirle la llegada de un nuevo entrenador, que cambia muchas cosas. Cuando los jugadores se adaptaron a mí y yo a ellos, fue cuando nos dimos cuenta que teníamos mucho que decir en Liga, sobre todo ante los equipos grandes. Doy un notable porque siempre se puede mejorar, pero el objetivo del club que era conseguir la permanencia, y se ha conseguido con uno de los equipos más jóvenes del campeonato y de Europa.

P. Su equipo ha ganado al Lyon, Mónaco, Rennes y Lille. ¿Cuál cree que ha sido la clave para cosechar tan buenos resultados ante los equipos superiores?

R. La motivación es muy importante. Tengo que convencer a mis jugadores de que en el campo somos once contra once y que influyen más factores además de la técnica. Hemos intentado preparar de igual manera todos los partidos independientemente del rival al que nos enfrentemos. Pero, con todos los respetos, no es lo mismo ganar en el campo del Mónaco o del Lyon que en casa contra un equipo de media tabla. No sólo hemos conseguido buenos resultados, sino que también hemos jugado a muy buen nivel. Ante el PSG, pese a la derrota (4-0), hicimos un gran partido. Estoy muy contento con el carácter competitivo que mostramos con esos equipos.

P. En esos buenos resultados. ¿Qué importancia ha tenido el descaro de sus jóvenes futbolistas?

R. Mucho. Intento convencer a los jugadores de que, si seguimos el plan entrenado durante la semana, vamos a tener nuestras opciones en cada partido. Tenemos que ser valientes con y sin balón y no tener miedo a ningún escenario. Durante mi etapa como futbolista del Barcelona, me daba cuenta que muchos rivales que venían al Camp Nou no mostraban el mismo nivel que en otras jornadas por el miedo escénico. No quería ni quiero que a mis futbolistas les pase eso, quiero que sean valientes y piensen que podemos ganar cualquier partido.

P. Tiene mérito que haya implantado su idea ofensiva en un campeonato tan físico como el francés. ¿Le ha costado más por el tipo de jugadores que tiene?

R. Creo que somos de los equipos menos físicos de la Ligue 1. Al fútbol se puede jugar desde lo físico o desde lo mental y nosotros tenemos un porcentaje más alto de jugadores tácticos que físicos. El tipo de partido que se juega en un ida y vuelta constante, no nos beneficia. Por eso tratamos de controlar los encuentros de la manera que más nos interesa. Hemos intentado potenciar nuestras fortalezas y disminuir nuestras debilidades.

P. Antes de su llegada, el juego que practicaba el equipo era más defensivo. ¿Cómo ha podido mentalizar a los jugadores para ser más protagonistas y asumir más riesgo con la posesión?

R. No sólo asumimos más riesgo con la posesión, también con la presión. Hasta hace pocas jornadas éramos uno de los equipos del campeonato que más goles había marcado tras un robo en campo contrario. Antes jugaban con el bloque muy bajo y encajaban pocos goles, pero tenían pocas ocasiones de marcar. Eso es lo que quisimos cambiar, aunque todo lleva su tiempo. Les hemos convencido de que lo mejor para nosotros es jugar cerca del área rival. No tenemos futbolistas muy veloces para salir al contragolpe, por eso nos centramos en mantener la posesión el máximo tiempo posible en campo contrario.

P. Este cambio de mentalidad se ha llevado a cabo con futbolistas del filial. Hasta ocho jugadores ha hecho debutar esta temporada. ¿La apuesta por la cantera es una estrategia del club o lo ha implantado usted con su filosofía?

R. El club, sin ser una de las mejores canteras de Francia, lleva tiempo trabajando muy bien en el fútbol base. Cuando me contrataron buscaban un perfil de entrenador que apostara y diera continuidad a los jóvenes. Al empezar la temporada no pensaba que fuera a hacer debutar a tantos jugadores, pero al ir viendo partidos del filial me fui dando cuenta que había futbolistas suficientemente preparados para jugar en el primer equipo. Y al final la experiencia y los números me han dado la razón.

P. De todos los jugadores jóvenes de su equipo, Hugo Ekitike destaca por encima de todos. A sus 19 años suma 10 goles y dos asistencias en su primera temporada en Ligue 1. ¿Le ve con potencial para dar el salto a una gran Liga?

R. Por nivel, seguro que sí, pero debe ir poco a poco porque aún es muy joven. Tiene mucho potencial y aunque solo ha jugados seis meses en la élite, ya ha demostrado lo que puede ofrecer. Si continua con su evolución, estoy seguro de que dentro de poco podría ser titular en muchos equipos. Es un jugador diferente y fundamental para nosotros.

P. En caso de que se marcheen verano, ¿cómo afectaría al crecimiento del club?

R. Cuando llegué al banquillo Ekitike venía de dos temporadas en las que había tenido pocos minutos. Tenía claro que en orden de jerarquía iba a ser el tercer delantero del equipo, pero las lesiones de otros atacantes hicieron que jugara él y en pocos partidos se convirtió en un hombre clave dentro de nuestra espina dorsal, que esta formada por el portero, los centrales, mediocentro y delantero. Si perdemos jugadores de nuestra espina dorsal, y puede que se marchen tres o cuatro en verano, tendremos que acertar muy bien con los fichajes para poder seguir creciendo. Habíamos creado un bloque muy fuerte que podría competir de tú a tú contra cualquier equipo.

P. Su equipo es el que más goles marca (14) con jugadores que salen desde el banquillo. ¿Es gracias a su lectura del partido o simplemente por casualidad?

R. La lectura del encuentro es tema del entrenador, aunque seguro es casualidad quién mete los goles. Pero lo que les transmito a los jugadores es que siempre preparamos los partidos para todos, no sólo para los once titulares. La mayoría de enfrentamientos se resuelven en las segundas partes y a veces los más decisivos se encuentran en el banquillo para salir y aprovechar el desgaste físico del rival.

P. En diciembre, comentó que a su equipo aún le quedaba potencial por alcanzar. ¿Se ha tocado techo?

R. El problema que vamos a tener la temporada que viene es que no vamos a poder retener a nuestro equipo. Perderemos nuestra espina dorsal y tendremos que construir el bloque de nuevo. No sabemos los jugadores troncales con los que contaremos. Nuestro techo aún no lo hemos tocado y creo que con los nuevos jugadores que vengan, nos llevará poco tiempo alcanzar el nivel que hemos conseguido esta temporada. El año que viene será más difícil conseguir los objetivos porque todos los equipos se van a reforzar y la próxima campaña descienden cuatro clubs, no tres, como ahora.

P. La Ligue 1 es un campeonato físico. ¿Cómo definirías a los talentos que salen de Francia?

R. En Francia el talento que sale es muy físico. La mayoría de jóvenes jugadores de aquí se van a Inglaterra porque físicamente están preparados para jugar ese campeonato. A España van menos porque el nivel técnico que se necesita es muy alto. En cuanto a talento físicos, la Liga francesa es de las mejores.

P. Uno de los jugadores del campeonato francés que más talento posee es Aurélien Tchouaméni, futbolista que está siendo relacionado con el Real Madrid. ¿Cómo le definirías?

R. Hay dos jugadores que me han impresionado al enfrentarme a ellos. Uno es Paquetá y el otro es Aurélien Tchouaméni. Ambos jugadores están preparados para el más alto nivel en cualquier equipo. Tchouaméni es muy joven, pero todas las referencias hablan maravillas de él tanto a nivel personal como profesional. Es un futbolista que física y técnicamente es muy superior al resto de mediocampistas de la Ligue 1.

P. ¿Ve a Tchouaméni como un ‘5’ puro o como un jugador con más recorrido?

R. El Mónaco juega con dos mediocentros, pero en muchas ocasiones es él quien baja a hacer las salidas de balón. Puede hacer todas las funciones del mediocampo porque está muy bien dotado técnicamente y es muy fuerte físicamente. Está en el top 3 de todos los datos de la Ligue 1. Es uno de los mejores recuperados, sus pases son progresivos, tiene buen tiro y salida de balón, es un centrocampista muy completo.

P. Viéndolo de cerca, ¿cómo describiría a Mbappé?

R. Kylian es el jugador más decisivo del campeonato. Cuando él no está, al PSG le surgen problemas para ganar los partidos. Es un futbolista parecido a Tchouaméni porque tiene la capacidad de hacer de todo. No tardará en ser el mejor jugador del mundo, aunque con espacios a la espalda, para mí ya lo es.

P. ¿Qué diferencias aprecia entre el fútbol francés y el español?

R. La mayor diferencia entre la Ligue 1 y LaLiga es que a nivel táctico, tanto individual como colectivamente, es superior en España. Porque existe la cultura desde categorías inferiores que enseña al jugador como posicionarse y qué esperar del rival y de sus compañeros. En Francia va aumentando el nivel táctico, pero sigue siendo un campeonato muy físico.

P. En España se tiende a desprestigiar la Ligue 1 porque el PSG suele llevarse el título cada año. ¿Qué opinión le genera esto?

R. Para mí es una de las mejores ligas que hay. El PSG suele ganar siempre, aunque el año pasado no lo hizo. Es cierto que son superiores al resto de equipos, pero a partir del segundo puesto es una liga con mucha competencia e igualdad. En otros campeonatos suele haber tres o cuatro equipos por encima del resto, en Francia solo uno.

P. Desde la perspectiva que le da ser exjugador y exentrenador del Barcelona. ¿Cómo está viendo la situación que vive el club?

R. El Barcelona está todavía en proceso. No existen magos en el fútbol, todo lleva su tiempo. Poco a poco se están recuperando, pero tienen que hacerlo desde la base. Aunque ahora cueste un tiempo, van por el camino correcto.

P. ¿Se ves algún día volviendo al Barcelona?

R. En el Juvenil tuvimos el mayor éxito posible, ganando el triplete y aun así no tuve la oportunidad de subir al filial. Ahí fue cuando pensé que me tenía que ir a experimentar otras formas de vivir el fútbol. Ahora no soy el mismo que cuando estaba en el Barcelona. El fútbol me ha enseñado que hay que vivir día a día. Jamás imaginé que mi primera experiencia sería en Israel y así fue. Voy día a día y si en algún momento se da esa situación intentaré estar lo más preparado posible. Si llega encantado, si no haré mi camino por otro lado.

P. Ha dirigido equipos en Israel, Inglaterra, Austria, Grecia, España y Francia. ¿Conocer tantos tipos de fútbol ha cambiado su filosofía de juego?

R. Los jugadores del Barcelona, cuando llegan al primer equipo, ya conocen la mentalidad y el estilo de juego. En toda plantilla tienen jugadores con buena salida de balón y que atacan los espacios, pero cuando uno abandona el club y se va a otros equipos se da cuenta de lo difícil que es tener jugadores de ese perfil. El entrenador se tiene que ir adaptando a sus futbolistas. Yo tengo una idea de juego en general, eso no ha cambiado, pero luego hay que buscar las mejores variantes en función del perfil de los jugadores que uno tenga.

P. ¿Cómo ha visto la primera temporada de Messi en la Ligue 1?

R. Nunca veré un jugador como Messi. Es capaz de hacer cualquier cosa en el campo. Este año ha sido de adaptación al campeonato, pero aún siendo de adaptación sus números hablan muy bien de él. Con adaptación me refiero a que en el Barcelona sabía los movimientos de cada uno de sus compañeros y en París ha tenido que empezar de cero a establecer relaciones con sus compañeros. Poco a poco se van a ir adaptando y veremos un mejor Messi.

Leave a Comment