El Gobierno no ve “oportuno” el regreso del público al fútbol

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dicho este miércoles que “no es adecuado, no es oportuno y no es conveniente” que la final de la Copa del Rey del próximo 3 de abril en Sevilla entre la Real Sociedad y el Athletic se celebre con público, como tenía previsto estudiar este jueves la federación española, junto con los clubes, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Junta de Andalucía, que es quien tiene las competencias sobre esta competición.

Darias ha explicado que el Gobierno tratará de persuadir a los implicados de que “no es el momento”: “Este evento deportivo, aunque suponga un porcentaje inferior del aforo, estamos hablando de más de 10.000 personas. Entenderán que ante la situación que nos encontramos epidemiológicamente no es posible. Esta ministra va a trabajar intentando buscar el consenso intensamente para que esa asistencia de público no se produzca. No es el momento. Nos falta todavía superar esta situación epidemiológica, esperar que las vacunas hagan su efecto, y quiero reiterar que no es posible”.

El debate sobre el regreso del público a los estadios lo había reactivado unas horas antes el presidente de LaLiga, Javier Tebas: “Esperamos que en la tercera semana de abril podamos empezar a tener un porcentaje en los estadios”, dijo. “Si se dan las circunstancias, sí. Ya estamos preparados. Lo hubiésemos estado hace meses, pero hay circunstancias que no podemos controlar”.

Antes de que llegue esa tercera semana de abril, en el calendario hay dos finales de la Copa del Rey pendientes: la correspondiente a 2020 (Real Sociedad-Athletic, el 3 de abril) y la de 2021 (Athletic-Barcelona, el 17 de abril), ambas en el estadio de La Cartuja de Sevilla.

La mala evolución de los datos de la pandemia a partir del otoño fue retrasando la expectativa del pronto regreso del público en la Liga, que incluso había llevado al Real Madrid el pasado verano a instalar de nuevo el césped en el Santiago Bernabéu en obras, por si volvía antes de fin de año. Pero ya en febrero, después de la tercera ola impulsada por las navidades, volvió a levantarlo.

Sin embargo, la mejoría de los datos de estas semanas, que ha colocado la incidencia acumulada en España por debajo de los 150 casos por 100.000 habitantes, llevó a Tebas a manifestar este miércoles unas intenciones de las que ha venido hablando en las últimas semanas con el CSD, que conserva la competencia de permitir o prohibir público en las competiciones profesionales nacionales, LaLiga y la ACB. Fuentes del organismo presidido por Irene Lozano, sin embargo, insisten en señalar que de momento la prioridad sigue siendo controlar que la Semana Santa no dispare una cuarta ola, y revisar después la evolución de los datos para tomar una decisión.

Poco después de las manifestaciones de Tebas, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), presidida por Luis Rubiales, convocó para este jueves a las 16.00 en sus oficinas a los clubes participantes en las dos finales de Copa pendientes, al CSD y a la Junta de Andalucía para tratar aspectos relacionados con la organización de esos encuentros, en particular la presencia de público. Desde que se aplazó la final del año pasado entre los clubes vascos, Rubiales siempre ha manifestado que su intención era que se disputara con público, y esa sigue siendo su intención, al tiempo que también ha insistido en que la seguridad sanitaria debe prevalecer.

En cualquier caso, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, se había mostrado ya este miércoles por la mañana contrario a que se admitieran espectadores en la final Real Sociedad-Athletic, programada en una fecha en la que estarán prohibidos los desplazamientos entre comunidades autónomas: “No parece el mejor momento para invitar al público a asistir a un encuentro de fútbol cuando estamos pidiendo a la gente que no se aglomere y no se reúna en su domicilio con unidades familiares que no convivan habitualmente, y estamos pidiendo a la población que extreme las medidas de protección”.

El Gobierno vasco tiene pendiente otra decisión importante para el futuro de los partidos de la Eurocopa programados en Bilbao, sobre los cuales tiene las competencias sanitarias. La UEFA quiere saber antes del 7 de abril si permitirá espectadores en junio. Según fuentes conocedoras de las conversaciones con el Gobierno central, el ejecutivo vasco se inclina por permitirlo, pero sigue también pendiente de la evolución de los datos. La UEFA planea llevar a otros países los partidos de la Eurocopa que no puedan celebrarse con público en su ubicación original.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply