Benzema se corona: “Nadie puede tener dudas de que ganar el Baln de Oro”

  • Crónica La rutina celestial del Real Madrid: se embolsa su quinta Supercopa de Europa
  • Directo Así fue el Real Madrid 2 Eintrach 0
  • Ceremonia Balón de Oro 2022: cuándo y dónde se entrega este año

La razón de por qué el Real Madrid infunde un temor que desactiva rivales, incluso campeones, hay que buscarla en un nombre: Karim Benzema. En Helsinki reafirmó esa teoría con un gol, el que amarraba esta Supercopa de Europa, el primer título de la temporada, que le lleva a escribir una línea más en la historia del Real Madrid. Era el 324, el tanto que le hace superar en la tabla de goleadores a Raúl González Blanco (323) y empezar a labrarse su condición de mito. Está lejos de los 451 de Cristiano Ronaldo, pero no dejará de perseguirlos con una media en las últimas temporadas que supera los 30.

Cuando el balón acaba de echar a rodar, a Benzema no le pesan las piernas ni superada la treintena. ««No hay edad. El cuerpo está ahí y lo trabajamos mucho», advertía en el corazón del estadio Olímpico de Helsinki horas antes del partido. Karim ha aprendido a limpiar cuerpo y mente, contener el peso, ayudar a sus músculos y mantener la fe para buscar su momento en cada partido. Esa madurez también le ha dado el brazalete de capitán.

La Supercopa y el gol es una muesca más en su escalada hacia el Balón de Oro. Su 2022, con Liga, Champions -que lo eligió como mejor jugador- y ahora Supercopa, no deja lugar a dudas: ningún jugador ha hecho más y más decisivos méritos para el mayor reconocimiento individual del mundo del fútbol. Carlo Ancelotti no tiene dudas: «Es un jugador muy importante, un líder para el equipo. Si estamos aquí es gracias en buena parte a él, a sus méritos. Acabó la temporada marcando y ahora empieza también. Va a por el balón de oro y no tengo dudas de que lo logrará. Nadie puede tenerlas», sentenció el entrenador.

Florentino Pérez no las tiene. “Ya se lo merecía el año pasado y ahora es ya indiscutible”, sentenció el presidente.

Lograr ese galardón y el Mundial de Qatar con Francia son sus dos próximos retos, una vez este primer título, el que levantó por primera vez como capitán, está en el bolsillo.

En el Real Madrid no hay duda de su cualidad de imprescindible, tanto que el club no se ha esforzado por encontrar quien le dispute el puesto. Vinicius y Rodrygo son los únicos que pueden compartir ataque y ambos le generan una presión más llevadera que la que hubiesen representado Mbappé o Haaland, por quien ni siquiera pujaron los blancos. Ni el mercado ofreció nada más ni a Benzema se le ve flaquear lo más mínimo.

Casemiro, mejor jugador del partido

La fresca noche de Helsinki encumbró al delantero, pero también sirvió para que el banquillo de Ancelotti escuchara también el aviso de otro gigante, Casemiro. Justo cuando al conjunto blanco le costaba encontrar las grietas del Eintrach, emergió para dejar claro que aún es imprescindible por físico e inteligencia táctica.

Apareció para rescatar un balón rematado por Benzema que se perdía por línea de fondo y asistir de cabeza a Alaba para que inclinara al lado blanco un partido demasiado dormido. Y en la segunda parte estrelló en el larguero un potente disparo que se pintaba de gol. Dos jugadas que parecían hablar a su competencia directa.

El Real Madrid se ha propuesto encontrar el relevo perfecto al brasileño ahora que ha superado la barrera de los 30 años y en el marco de la renovación del trío que forma con Kross y Modric. Pero los elegidos tendrán que escalar un muro.

La pasada temporada, el club contrató para Ancelotti a Eduardo Camavinga por 40 millones, pero el francés no pudo desbancar a los dueños de la titularidad. Ni a Kross ni a Modric y mucho menos a Casemiro, que acabó jugando 32 partidos de Liga y 11 de Champions porque se perdió uno por sanción. Solo en la ida ante el City fue suplente.

Esta temporada, la frustrada llegada de Mbappé ha vuelto a hacer que el club busque otro puntal en el centro del campo, esta vez con un gasto de casi 100 millones. Tchouameni tendrá la tarea de demostrar que su pulmón es capaz de eclipsar al brasileño, elegido anoche mejor jugador del partido. «La gente que ha llegado pone mucho ánimo y los que estamos queremos enseñar, porque el Real Madrid vive de victorias y hay que darlo todo en cada partido». Palabra de Casemiro.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Supercopa de EuropaLa descompresión de Courtois tras la temporada de su vida (con nueve paradas en la final de París)
FútbolLa rutina celestial del Real Madrid: se embolsa su quinta Supercopa de Europa
FútbolEl corro de Ancelotti en Helsinki tras dejar atrás a Guardiola: "Ganar ayuda a estar motivado"

Leave a Comment